¡Sin complejos, President!

20 ENERO 2016

La pasada semana leí un artículo de Carles Enric López que se titulaba “Puigdemont, ¿un licenciado o un bachiller?”. Me gustó. El artículo criticaba que algunos – no pocos – medios de comunicación hubieran publicado que el actual Presidente de la Generalitat era filólogo y periodista, cuando en realidad no tiene Licenciatura alguna, ni en periodismo, ni en filología. Vaya, que en contra de lo que algunos pretendieron dar a entender, Puigdemont no tiene carrera universitaria. Y como no podía ser de otro modo, la verdad salió a relucir a las pocas horas, provocando la mofa para algunos y el ridículo para otros.

Hay que decir – al César lo que es del César – que Puigdemont sí está colegiado en el Colegio de Periodistas; aunque no accedió al mismo por la vía de la licenciatura, sino por la de haber acreditado el haber trabajado como periodista durante dos años.

“¿Cómo se puede ser tan torpe?” – me pregunté. “¿Qué hay de malo en decir la verdad, en reconocer una realidad? ¿Acaso se avergüenzan de que su Presidente – que mira tú por dónde, también es el mío – no tenga carrera universitaria?”.

La vergüenza es un concepto que va muy ligado a los complejos. Creo que quienes trataron torpemente de investir a Puigdemont con inexistentes carreras universitarias, les acompleja que su President carezca de ellas; que preferirían que las tuviera, vaya. Y yo me pregunto: ¿y qué si no las tiene? ¿no debería acaso ser motivo de orgullo para alguien sin estudios superiores – para un bachiller – llegar a la presidencia de un gobierno?

Yo, personalmente, soy de los que opinan que un Presidente de gobierno debe ser una persona instruida; y cuanto más, mejor. Pero ¿acaso no puede ser – al menos sobre el papel – un magnífico Presidente un self-made man? ¡Cuántos ejemplos se me ocurren de presidentes con una gran preparación académica que luego, como gestores de lo público, han resultado nefastos! Y que conste que me reafirmo en lo que acabo de decir: yo, de entrada, los prefiero ilustrados y bien ilustrados. Ahora bien, lo que no haría nunca es cometer el ridículo de intentar esconder lo inocultable, para otorgar una especie de mayor pomposidad a mi Presidente.

Insisto, complejo ajeno de sus zoquetes afines que lanzaron la mentirijilla. Y complejo también, por supuesto, del propio President, que no desmintió en ningún momento la ampulosidad de su currículum.

El artículo, en fin, me llevó a la reflexión. Supongo que todos tenemos complejos; unos más, otros menos; pero todos los tenemos. Y la mejor arma para combatirlos – ejercicio difícil, desde luego – es la naturalidad y la aceptación de nuestra realidad: de cómo somos, de lo que somos y de dónde provenimos. A lo largo de todo el camino que va desde el orgullo hasta el complejo, existe un amplio arcén que podemos utilizar para identificar sin pudor nuestros defectos y carencias, reconocerlos, y luego decidir entre simplemente aceptarlos y vivir con ellos (opción pasiva y derrotista, que yo desaconsejo); o bien esforzarnos en combatirlos, en intentar pulirlos cuando menos, para que el peso de esos defectos y carencias sea cada vez más ligero (opción activa, positiva, que denota voluntad de mejorar).

La meta ha de ser sentirte cada vez más orgulloso de ti mismo y de tus logros en la vida. Dejar de lado los complejos, centrarnos en lo que tenemos y dar gracias por ello, en lugar de lamentarnos y rabiar por lo que no somos o no tenemos. Por eso, Puigdemont, siendo tan sólo un bachiller, debería estar orgulloso de haber llegado nada más ni nada menos que a President de la Generalitat, que se dice pronto… ¡Eso es para enorgullecerse, hombre, no para avergonzarse!

4 comentarios para "¡Sin complejos, President!"

  1. Tony Balcells - 22 enero, 2016 (7:15 pm)

    Bravo Sebas…creo que has dado en el clavo. Coincido plenamente contigo. Mas gente deberia razonar como tu y las cosas mejorarian bastante. Un abrazo.

    1. Sebas Lorente - 22 enero, 2016 (7:21 pm)

      Muchas gracias, Tony! Me alegro de que te haya gustado. Un abrazo!

  2. Anne - 24 enero, 2016 (12:46 pm)

    Sebas cómo siempre tus reflexiones son muy acertadas..y tiene toda la razón….más vale ir con la verdad por delante si va A dirigirnos…!
    Besote

    1. Sebas Lorente - 25 enero, 2016 (8:01 pm)

      Gracias, Anne. Me alegro que te haya gustado. Un beso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ofrece siempre tu mejor versión
RESERVA TU CONFERENCIA