La otra cara de las estrellas

25 AGOSTO 2015

Estamos acostumbrados a conocer de las actividades de los famosos por los medios de comunicación y, cada vez más, por las redes sociales. Se nos muestra tanto su faceta profesional como – cada vez más – su vida “privada”: dónde pasan sus vacaciones, sus amoríos  y desamoríos, etc.

También es habitual que conozcamos de las acciones de beneficencia que en muchas ocasiones llevan a cabo, ya sean grandes corporaciones o famosos a título personal. Desde Bill Gates o Amancio Ortega, a las principales estrellas del deporte, pasando por los famosos actores y actrices de Hollywood.

Pero también hay acciones que pasan desapercibidas y sólo llegan a conocerse en el reducido ámbito de los más allegados al caso. Y hoy quiero dedicar este post precisamente a un caso así, que es el de las estrellas del golf mundial que, de una u otra manera, han mostrado su apoyo al siempre desconocido golf adaptado.

El golf adaptado necesita darse a conocer. Existen jugadores de golf adaptado con hándicap positivo, hándicap cero o muy bajo. Otros, debido a su lesión, no pueden alcanzar ese nivel; pero igualmente llegan al límite, al más alto nivel que permite su discapacidad, lo que es igual de meritorio. Es justo que se les reconozca y es loable que así se haga.

A cualquier profesional que se le pregunte, mostrará sin duda su apoyo a estos golfistas. Pero hoy quiero destacar tres nombres específicos, tres jugadores del máximo nivel que han ido más allá de lo que es simplemente mostrar su apoyo de forma verbal:

  • Sergio García, quien a través de su Fundación lleva años impartiendo clinics de golf a personas discapacitadas, básicamente a discapacitados psíquicos.
  • Henrik Stenson, ex número 1 del mundo, que el año pasado compró 4 “paragolfer” (sillas de ruedas eléctricas que se utilizan para jugar a golf y permiten al jugador ponerse de pie) para entregarlas a la Federación sueca de golf para que, a su vez, las ponga a disposición de quienes las pudieran necesitar o quisieran iniciarse en la práctica del golf, y no tuvieran medios para comprar una (su valor ronda los 20.000 €, cada una).
  • Y recientemente, Lee Westwood, también ex número uno del mundo, que acaba de convertirse en el primer embajador de la EDGA (European Disabled Golf Association) en Europa, mostrando así su apoyo incondicional al golf adaptado.

Lee Westwood

Estas acciones no han trascendido apenas a los medios, pese a merecer un indudable reconocimiento. Por eso yo no puedo menos que mostrar el mío personal mediante la publicación de este post. Gracias Sergio, gracias Henrik y gracias Lee. ¡Ojalá muchos más sigan vuestro ejemplo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ofrece siempre tu mejor versión
RESERVA TU CONFERENCIA