El golf adaptado en sus distintas manifestaciones (con fotos).

4 DICIEMBRE 2014

Cuando hablo con la gente sobre golf adaptado, en bastantes ocasiones ocurre que confunden esta modalidad del golf con una sola de sus manifestaciones, como es el golf en silla de ruedas. Pero el golf adaptado tiene muy diversas manifestaciones y existen varias discapacidades que permiten jugar al golf y que se engloban todas ellas en lo que sería el golf adaptado.

En este post voy a mostraros gráficamente algunas de estas discapacidades (no todas), las más comunes, para que podáis apreciarlas de forma clara.

Antes de entrar en materia, deciros que no cualquier discapacidad ni cualquier grado de discapacidad te permite participar en pruebas oficiales de golf adaptado. Para ello, has de obtener un Medical Pass que concede la EDGA (European Disabled Golf Association) previo examen médico del jugador, y que debe renovarse periódicamente.

Podríamos agrupar las diversas discapacidades en 5 grupos: miembro superior (manos y brazos), miembro inferior (pies y piernas), personas en silla de ruedas, discapacitados visuales y una especie de «cajón de sastre» en el que incluiríamos a jugadores con discapacidades distintas de las anteriores, pero que han obtenido el Medical Pass por tener una discapacidad renocida por EDGA con arreglo a su normativa en materia de impairments.

Entre los jugadores afectados por el miembro superior, los más comunes son los que sólo tienen un brazo o mano, bien por amputación, bien de nacimiento; pero también se puede tener una malformación congénita que te impida coger el grip con las dos manos (caso de Aurelien Lacour), o que te lo permita aunque de una forma no ortodoxa (Charles-Henri Quélin, Pier-Federico Rochetti). Veamos algunos ejemplos:

Nino1(baja)Charles4(baja)
Aurelien4 (baja)

El de más arriba es Nino (amputado de brazo); a continuación, Charles-Henri, con una deformación congénita  en el antebrazo y en la mano derecha, que como podéis observar le impiden coger el grip de forma normal; y sobre estas líneas, Aurélien, que tiene también una deformación en la mano izquierda que le impide coger el grip con la misma (a diferencia de lo que puede hacer, a su manera, Charles-Henri). Por cierto, Charles-Henri, con ese «problema» que tiene, es handicap +2.3

Más llamativo es el caso de Richard o Tony: por su deformación congénita… ¡no tienen manos! Ellos utilizan unos palos más largos, porque tienen que «gripar» por la axila. Su swing es totalmente de cuerpo (lógicamente). Su handicap oscila entre 13 (Tony) y 18 (Richard).

Richard3 Tony LLoyd1

Los apéndices que veis en sus muñones no son dedos (no tienen manos ni dedos). No pueden moverlos, pero se las han tenido que ingeniar para sacarles el máximo provecho en sus vidas.

Entre los jugadores con «problemas» de pierna, lógicamente los más comunes son también los amputados. La dificultad para la práctica del golf en ellos es proporcional a la altura de la amputación. También influye si la pierna amputada es la derecha o la izquierda: en principio, para los jugadores diestros, es mejor que la pierna amputada sea la derecha (y viceversa para los zurdos). La mayoría de los amputados de pierna utilizan prótesis; pero hay casos en que no es así (casos de nuestro crack Juan Postigo o de Manuel de los Santos). Hay jugadores amputados de pierna con handicaps realmente bajos, como Johan Kamerstad, Cédric Lescut, Andy Gardiner o Stefan Morkholt, que todos rondan entre handicap 0 y 1.

Cédric2

Mitch1(baja)

Manuel6(baja)Arriba de todo, Cédric (diestro, amputado de pierna derecha con prótesis), en medio Mitch Lidinski (diestro, amputado de pierna izquierda con prótesis) y debajo de Mitch, Manuel (diestro, amputado de pierna izquierda sin prótesis).

Casos más extremos de jugadores con amputaciones en las piernas los encontramos en Martin Wjsman o Kjeld Punt, con una amputación a la altura de la cadera (Martin, por ejemplo, se apoya en la muleta para ejecutar el swing) o James ‘Jimbo’ Hourigan, con amputación en ambas piernas, con prótesis. Existen jugadores con amputación en ambas piernas que, en lugar de prótesis, utilizan para jugar una silla como la mía; pero no conozco a ninguno en Europa.

Martin5

'Jimbo' Hourigan

Arriba, Martin y debajo ‘Jimbo’. Lógicamente, estos jugadores tiene importantes problemas con el equilibrio en el swing.

De los jugadores en silla de ruedas, decir que la mayor o menor dificultad para la práctica del golf depende en buena medida del nivel de la lesión medular: cuanto más alta sea ésta, mayor dificultad (menor equilibrio y control sobre tu cuerpo). Algunos jugadores que no tienen lesión medular también utilizan silla de ruedas para jugar. Es el caso de Richard Kluwen, con EM avanzada. Estos jugadores tienen muchas menos limitaciones que los lesionados medulares para jugar al golf (pueden girar hombros, tienen equilibrio, etc.). Generalmente, ni siquiera utilizan el «peto» que nos sujeta por el abdomen (imprescindible para nosotros, para no caernos hacia adelante). Muchos jugadores en silla juegan con una sola mano, para aprovechar la otra para agarrarse a la silla y ganar así en estabilidad y potencia. Los que tienen una lesión alta están casi obligados a hacerlo así. Yo prefiero jugar con dos manos, porque tengo mayor control y porque así es como yo he jugado toda mi vida. Os pondré dos fotos: una mía y otra de Christian Nachtwey, que juega con una mano.

Sebas3(baja)

Christian1

Por último, os muestro dos ejemplos de otras discapacidades: Mattias Claesson (parálisis cerebral) y Joakim Björkman (acondroplasia o enanismo). Jugar al golf padeciendo parálisis cerebral es altamente complicado y meritorio, pues el afectado carece de control sobre los espasmos musculares, y así, por ejemplo, en un putt de un palmo, estando en stance, le puede dar un espasmo que le haga mover la bola o fallar el putt. Y lo mismo en los golpes largos y en los de precisión. El caso de Joakim es distinto: es un auténtico jugadorazo (handicap 3-4), con muy buen swing. Evidentemente, necesita de un buen club maker que le haga los palos a medida.

Mattias4

Joakim2

De los jugadores ciegos no os pongo ninguna foto, porque tampoco se ve nada raro en ellos. Juegan con un guía que los coloca en stance, les apunta al objetivo y les dice la distancia. Ellos se «limitan» a ejecutar el swing. En el green, cogidos del guía, cuentan los pasos hasta el hoyo para calcular mentalmente la distancia de su putt y luego, una vez los dejan en stance, el guía vuelve al hoyo y mueve la bandera dentro del mismo para que el jugador, por el oído, vuelva a coger una referencia de dónde tirar.

Bueno, espero que os haya gustado y que os hayáis podido hacer una idea de lo que es realmente el golf adaptado. Con estos fenómenos es con lo que yo me encuentro cuando voy a jugar un torneo, y con ellos comparto no sólo golf, sino también divertidas veladas y una muy buena amistad.

9 comentarios para "El golf adaptado en sus distintas manifestaciones (con fotos)."

  1. JOSE CASTELLVI - 7 diciembre, 2014 (12:36 pm)

    Magnífico artículo Sebas !
    Junto con mi experiencia en el exitoso EWCG, una excepcional e interesante forma de saber más de vosotros en nuestra compartida pasión por el golf
    Un abrazo

    1. Sebas Lorente - 7 diciembre, 2014 (2:52 pm)

      Gracias, Jose. Un abrazo!

  2. Pablo Morillo - 29 abril, 2015 (6:11 pm)

    ¡Gran artículo Sebas! Mi pregunta es, ¿realmente consideras que jugáis todos en las mismas condiciones y que, por ende, deberíais competir los unos contra los otros sin entrar a valorar la dificultad añadida que supone una discapacidad u otra? Hablo desde la completa ignorancia pero no opino que esté en las mismas condiciones una persona con una prótesis a la altura de la rodilla (Mitch) que otra sin un brazo (Nino). Mención aparte requiere el hecho de que probablemente los 3 tienen un hcap inferior al mío. ¿Cuál es tu opinión al respecto? ¿No sería quizás más justo hacer una especie de distinción y crear diferentes categorías con sus respectivas normas y reglas para cada tipo de discapacidad? Un abrazo máquina!!!

    1. Sebas Lorente - 24 julio, 2015 (2:04 pm)

      Hola Pablo,
      Perdona por contestar tan tarde, pero debido a un problema informático no he visto hasta ahora algunos comentarios, y entre ellos el tuyo.
      En mi opinión, es más justo jugar agrupados en función de las discapacidades. De hecho, EDGA ya lo está haciendo así, pues en cada campeonato, además de la categoría general (por handicap), existen las categorías «arm», «leg», «wheelchair», etc.
      Lo que ocurre es que tampoco es sencillo categorizar por discapacidades, pues se dan muchas diferencias dentro de una misma discapacidad. Por ejemplo, no es lo mismo tener una amputación de pierna por debajo de la rodilla o tenerla a la altura de la cadera; y en ambos casos el jugador participaría en la categoría «leg». O tampoco es lo mismo, en caso de amputaciones de brazo, que te falte sólo la mano y puedas ayudarte del muñón para hacer el swing, o que te falte todo el brazo y tengas que hacer el swing a una mano sin más. Es difícil, pero lo bueno es que ya se ha empezado a trabajar en ello y así, ya podemos ir viendo qué aspectos debemos mejorar.
      Un abrazo y gracias por comentar! Prometo ser más rápido en contestar la próxima vez! 😉

  3. Petra - 4 junio, 2015 (7:23 am)

    Hola 🙂 Muy buen artículo. Siempre con mucho respecto. 🙂 Os dirijo una página web deportiva, donde uno puede encontrar a un amigo para hacer deportes, centro deportivo o eventos deportivos http://www.sportcentral.com/ Saludos. 🙂

    1. Sebas Lorente - 24 julio, 2015 (1:50 pm)

      Gracias Petra! Y gracias por el enlace también.
      Un saludo

  4. miguel - 29 agosto, 2015 (9:13 pm)

    Este jueves pasado me han amputado la pierna derecha por encima de la rodilla. Yo soy diestro. Hcp 14.9 . Ya se que es muy pronto pero ya solo 8 dias despues de la amputacion trato de informarme de que es lo mejor, que asociaciomed hay, protesis, en fin, todo. Mi ilusion, bajar mi hcp en junio de 2016. Me cuentas? Juego en el campo de la galea neguri en getxo,vizcaya

    1. Sebas Lorente - 30 agosto, 2015 (10:51 am)

      Hola Miguel,

      Veo que has leído el artículo, luego ya ves las enormes posibilidades que tienes. Yo no te puedo aconsejar en cuanto a prótesis, pues no entiendo; pero seguro que tu equipo médico te aconsejará perfectamente al respecto. Como habrás visto, hay jugadores que juegan incluso sin prótesis (cuesta más, pero lo hacen perfectamente). En España, Juanito Postigo (Santander, 18 años) no lleva prótesis y es handicap 3… ¡No te digo más!

      En cuanto a asociaciones, yo te recomendaría que te pusieras en contacto con el comité de golf adaptado de la RFEG para que te informen. Por tu zona, en Goiburu creo que hay escuela de golf adaptado, también puedes preguntar allí. Tengo un buen amigo (jugador) allí: Néstor López-Garín y el profesor se llama Jon (si no recuerdo mal). Encantadores los dos.

      Si quieres competir, deberás sacarte el EDGA Medical Pass (tarjeta acreditativa de tu discapacidad para jugar a golf), que te tramita la propia RFEG. Si pudieras montártelo para venir a competir por Europa (torneos EDGA), el ambiente es inmejorable. Yo te presentaría a todo el mundo y te acojerán con los brazos abiertos seguro!

      ¿Hablas inglés? Si es así, te podría poner en contacto con amigos míos jugadores amputados del circuito europeo, quienes estarán encantados de ayudarte en todo lo que puedan.

      Quedo a tu disposición para lo que pueda ayudarte. Si quieres seguir en contacto conmigo, mi email es sebas@www.sebaslorente.com

      Un saludo,

      Sebas

  5. miguel - 29 agosto, 2015 (9:15 pm)

    Fijate lo despistado que estoy quizas por los farmacos, que te he dicho pierna dcha i es izq. Pierna seguro. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ofrece siempre tu mejor versión
RESERVA TU CONFERENCIA